Los modelitos de la boda de Rafa Medina y Laura Vecino

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0


Si hay algo que les gusta a los fashionistas es cotillear y criticar las bodas ajenas, y si es una boda de postín, pues más todavía. ¿Quién no ha comentado todavía el look de Paloma Cuevas en la boda de Rafa Medina y Laura Vecino? Es, entre las invitadas que acudieron al evento, una de las mejor valoradas y se lo merece porque lucía un espectacular vestido rosa palo con un pamelón como nadie, pero fueron muchas más. La revista Hola ha hecho una de las exclusivas más largas de su historia, 95 páginas, para plasmar todas las instantáneas de la boda del Duque de Feria. Puedes meterte en su web www.hola.com y verlas con tus propios ojos.

Las fabulosas: particularmente, para la que suscribe, el mejor modelo fue el de Alejandra Rojas que sorprendió con una falda corta rosa palo, un corpiño negro brillante y un tocado. Este modelo es atrevido pero muy acertado y además muy favorecedor. También iba estupenda Caritina Goyanes, con un vestido ancho gris con un lazo de pedrería y una enorme pamela de plumas. Supo demostrar que no le importan sus kilos de más y que sabe estar a la altura de las circunstancias derrochando simpatía. Carla Goyanes, por su parte, también iba muy guapa, con un vestido sexy que ocultó parcialmente gracias al abrigo estampado. Otra de mis favoritas fue Carolina Herrera hija que hizo gala de la elegancia que la caracteriza y supo elegir un modelo en diferentes tonos de azul con una chaqueta a juego que la favorecía mucho. Nieves Alvarez, Vicky Martin Berrocal, y por supuesto la madre del novio, Naty Abascal estuvieron a la altura.

Las menos fabulosas: en mi humilde opinión Genoveva Casanovas no acertó con el estilismo, que si bien era muy bonito, era demasiado aburrido y sobrio para una boda, y además con él aparentaba más años de los que tiene. Un poco de color y fantasía no hubiera estado mal. Si a una le faltaba color a otra le sobraba: la Duquesa de Alba. Fue atrevida y se plantó un vestido rojo fuego pero era quizá demasiado recargado con tantos volantes y el bolso azul no pegaba nada. Esa diadema pobre que no llegaba a ser ni un tocado también era desafortunada. Con un estilo parecido acudió Carmen Martinez Bordiú a quien también sobraba un poco de recargo en el estilismo. Tampoco tuvo tino Valeria Maza, que llevaba un vestido de Alberta Ferreti que, no hacía justicia a su estilizada figura, parecía un saco de patatas. Eva Herzigova, María José Suarez y Amaia Salamanca dieron también la campanada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *