Pase de sombreros en Ascot


Un año más, con la llegada del verano llega la cita hípica más importante del mundo: Ascot. Cita hípica o de pase de sombreros, según se mire. Es más conocido este evento por los extravagantes modelos de pamelas y tocados que llevan las señoras que por las carreras de caballos. De hecho, una leyenda cuenta que se apuestan más libras jugando a adivinar de qué color llevará el sombrero “la queen”, o sea, la Reina Elisabeth. Este año tocó color lila, y era bastante discreto, la verdad.

Pero no todos eran igual de discretos, como vemos en la foto. Todas las mujeres desean ser la foto del día y muchas lo consiguen. Según el diseñador de moda, Jeff Banks, lo bueno de las moda británica es “su sentido del humor”. Por eso, aunque seas de alta cuna y asistas al evento más elitista de la aristocracia británica te puedes poner un sombrero con plumas gigantes. Está permitido. Lo que no está permitido, por ejemplo, son las minifaldas, y es que en Ascot hay unas normas de etiqueta rigurosísimas. Hubo una época en la que se prohibió la entrada a los divorciados y las mujeres debían llevar obligatoriamente guantes.

Este año, el famoso Lady’s day ha sido más vistoso que nunca y las cabezas estaban adornadas con todo tipo de originales sombreros y tocados, unas auténticas obras de arte. Este año se han impuesto sobre todo las flores, las figuras geométricas, las plumas y el encaje. Y como no, también había sitio para el sombrero con la forma de la Copa del Mundo. Para gustos, los colores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *