Trucos de profesional para llevar escotes con estilo

consejos-escote
Muchas mujeres rechazan ponerse vestidos con escote porque con las prendas muy escotadas no se sienten seguras, aparte de creer que no tienen un escote perfecto. Sin embargo, esto no es así. Con unos trucos sencillos, se puede conseguir llevar el vestido o la prenda que se haya elegido sin ningún problema.

El sujetador

Para lucir un buen escote, una de las principales claves es el sujetador. Y es que conviene elegirlo bien. De esta manera, por ejemplo, los sujetadores con tiras cruzadas y que se atan a la cintura son ideales para los escotes pronunciados.

Además, si la prenda elegida lleva el escote en la espalda y es de los infinitos, la mejor alternativa es optar por el sujetador con tira trasera transparente o por un tipo de adhesivo segunda piel o push up.

Incluso si lo que se pretende es darle más volumen, también se puede recurrir a las copas individuales adhesivas, aunque para esto se necesita que el pecho se tenga firme.

consejos-escote
En el caso de que los vestidos sean asimétricos, la mejor solución es optar por un sujetador que tenga tirantes de quita y pon. Así, se deja el que no se ve y se quita el otro, garantizando una mayor sujeción.

Y, si el vestido tiene forma de ‘V’, la mejor opción es un body con copas preformadas también en forma de ‘V’ porque permiten una gran sujeción y también proyección del pecho.

Otras soluciones

Además, otra alternativa es utilizar las tiras adhesivas, que son una solución que emplean muchas modelos para llevar vestidos con escotes de vértigo o aberturas muy indiscretas.

Y es que estas tiras permiten mantener la forma de los senos, aparte de proporcionar la máxima sujeción e invisibilidad. Además, algunas marcas tienen una cinta adhesiva de doble cara, que permite que la ropa se pegue y quede siempre en su lugar para evitar situaciones que puedan ser embarazosas.

Y, si lo que no quieres es que no se noten los pezones a través del vestido, la solución está en utilizar cubrepezones de silicona, siendo preferible elegir aquellos que son reutilizables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *