Cómo llevar la cazadora vaquera

cazadora
La cazadora en denim vuelve con fuerza gracias a muchas seguidoras incapaces de resistirse a su funcionalidad. Es una prenda que nos ha acompañado en diferentes momentos de nuestra vida, forma parte de nuestro fondo de armario y cada pocos años la recuperamos para combinarla con nuestras prendas de moda. Es cómoda y nos da un aire informal y desenfadado.

Se llevan de todos los tipos, desde la clásica Levi’s de hace años, hasta la actualizada entallada y desgastada. Sin duda la ganadora es la entallada con algún roto.

Llévala durante el día, para acompañar tu vestido de flores preferido y unas botas camperas. Otra opción es combinarla con una falda de vuelo, una camiseta y unas bailarinas.

También van a la perfección con los pantalones estilo boyfriend, una de las prendas it del momento.

Para la noche combínala con un minivestido y unos elegantes salones peep-toes. No habrá fiesta que se te resista.

En líneas generales te la puedes poner con casi todo, pero según el tipo de cazadora que elijas unos looks serán más acertados que otros:

Si eres de las que va a rescatar la cazadora clásica de toda la vida, opta por combinarla con vestidos minis, lisos en colores ácidos o estampados. Baggy pants azules, camiseta blanca y tacón XL también es una combinación cien por cien acertada. Un pañuelo en la cabeza o sombrero y un bolso vintage completarán tu look.

Y si eres de las nuevas generaciones de cazadoras, más cortas, desgastadas y con algún roto, apúntate al outfit más moderno. Mini ajustada de talle alto en color neutro como beis, coral o negro o atrévete con una de print ochentero. Arriba opta por la sencillez, una camiseta blanca o negra harán el resto

Un consejo: nunca, nunca, nunca, bajo ningún concepto, la combines con unos jeans.
Un truco: Dobla las mangas de la cazadora unas cuantas vueltas, para conseguir un estilo más trendy.
La verdad es que abrigar no abrigan mucho, yo la veo como una prenda de entretiempo más bien para la primavera y el otoño. Aún así no hay nada que un jersey de lana gruesa no pueda solucionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *