Cómo ponerse una bufanda en invierno

ponerse bufanda
Siempre hablamos de que los complementos son absolutamente necesarios para darle el toque final a cualquier look, independientemente de la época del año en la que nos encontremos. Eso sí, si hay un accesorio imprescindible durante el invierno éste es la bufanda, que nos ayuda a soportar mejor las bajas temperaturas durante la época más fría del año.

Que sea un complemento súper útil no quiere decir que no pueda resultar estético. De hecho, las bufandas pueden aportarle un toque súper especial a nuestros looks. Sin embargo, para que tu estilismo con bufanda incorporada no sea un desastre deberás aprender a colocarlas. ¡Hoy te explicamos algunas de las formas más estilosas de llevar una bufanda!

Bufanda suelta

Llevar la bufanda suelta es un de las últimas tendencias en lo que a este complemento se refiere. No tendrás que darle ninguna vuelta ni hacerle ningún nudo pero le dará a tu look un toque de elegancia. Eso sí, no es la forma más adecuada para los días más fríos.

ponerse bufanda1

Atada al cuello

Si lo que quieres es cubrirte bien el cuello y el pecho lo que te recomendamos es que te pongas la bufanda haciéndole un nudo a la italiana. Es de lo más sencillo, ya que solo tendrás que unir sus dos extremos, pasarla por la nuca y meter un extremo por el agujero que se ha creado en el otro lado. Aún más fácil te resultará doblar la bufanda por la mitad y rodearla al cuello metiendo los picos unidos por el agujero.

Cruzada

Otra forma de ponerte la bufanda es cruzarla por la parte de la nuca dejando que los extremos cuelguen hacia adelante. Es ideal para cualquier estilo, aunque si quieres que prime lo casual, lo ideal es que los picos no tengan la misma largura, sino que caigan por el cuerpo de forma asimétrica. Si ves que la bufanda es muy larga, dale otra vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *