El desfile de alta costura de Valentino en París


La casa Valentino ha recurrido a la naturaleza y a la ecología para sorprender a todos en su último desfile. La marca, ha presentado estos días en París su colección de alta costura para la primavera 2010 y ha decidido recordar a todo el mundo, la importancia de la naturaleza en nuestras vidas. Grandes árboles digitales se balanceaban cada vez que una de las modelos andaba por la pasarela.

“Hidden Eden” fue el nombre elegido por los diseñadores de la casa, el dúo Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli. La muestra evocaba una moda naturalista y una ropa temblorosa debido a la suavidad de las telas utilizadas. La yuxtaposición estuvo presente el tiempo que duró el evento: tecnología y naturaleza, gasas con pieles de tiburón… todas las combinaciones parecían perfectas en un lugar tan embriagador.

El dúo de diseñadores tampoco arriesgo demasiado, ya que prefirieron mantenerse fieles a su estilo más clásico que recibir duras críticas al día siguiente. Ningún color llamativo tomó el protagonismo en la pasarela. Los colores tierra fueron los protagonistas y llamaron la atención los vestidos que parecían estar recorridos por las raíces de los árboles. También, todas las miradas se centraron en algunas de las chaquetas con plumas que se pudieron ver.

Todo el desfile se convirtió en una especie de sueño etéreo, con las modelos flotando entre los árboles que aparecían en las pantallas. Para los diseñadores, las chicas se transformaron en una especie de “insectos alargados” (sin ánimo de ofender) que vivían en un bosque perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *