El final del verano


Llega el último mes del buen tiempo y tienes que empezar a mirar cómo vas a colocar tu armario. Poco a poco, los días serán más fríos y tendrás que tener a mano ropa que te permita estar a gusto. Aunque el verano comience a terminarse, no te preocupes que todavía te quedan muchos días para disfrutar del buen tiempo. Una de las mejores cosas del buen tiempo es, que el fondo de armario se simplifica mucho: una camiseta y unos pantalones vaqueros cortos y, ya estás lista.

Comienza a planificar con un poco de antelación la ropa que tienes del año pasado. Es conveniente realizar esta revisión con algo de tiempo, ya que si te faltan algunos básicos como por ejemplo camisetas o ropa interior, puedes aprovechar el final de las rebajas para comprarte todo lo que necesitas por algo menos de dinero. Saca algunas camisas de manga larga y tenlas a mano para esas noches en las que comience a refrescar. Puedes combinarlas con alguna bonita falda y unas sencillas sandalias.

Respecto a los complementos, si decides llevar ese look, prueba con unos pendientes coloridos que proporcionen muchas más “vida” al conjunto. Respecto al tema del maquillaje, sigue manteniendo un aspecto sencillo. Si sales de noche, ten presente que durante las primeras horas seguirá haciendo calor y si te pintas demasiado puedes estropearte toda la pintura al sudar.

No guardes en el armario los colores brillantes. Que comience a llegar el frío no significa que se pierda la alegría. Los pantalones cortos con motivos florales, pueden combinarse con una fina chaqueta que te permita mantener tu calor corporal sin necesidad de ponerte a sudar. Utiliza chaquetas y camisetas de manga larga finas, todavía no saques los jerseys de punto de la abuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *