El inocente desfile de D&G para la temporada primavera 2011


Después de presenciar el show de Dolce & Gabbana, es difícil imaginar en qué otro lugar de Europa occidental se pueden buscar modelos tan guapas como las que recorrieron la pasarela de arriba a abajo. La colección de la temporada primavera 2011 se presentó hace unos días en Milán con la intención de sorprender a todos los asistentes al evento. Creada casi por por completo en blanco, la colección ha sido considerada impresionantemente bonita.

El color blanco, suele ser sinónimo de virtuosismo, pero aquí simplemente se centraba en la inocencia. El dúo abrió el desfile con un sugerente vestido de encaje de manga larga corta con un corte irregular. Semi-puro y desgastado, cubriendo el frágil cuerpo de su modelo favorita, Natasha Poly, el vestido ya anunció que el desfile iba a ser toda una maravilla. La belleza rusa, se ha encargado de abrir y cerrar la mayría de los desfiles de los D&G.

Al igual que el resto de modelos, Poly fue preparada con una embriagadora elegancia que resaltaba un cabello ligeramente despeinado, un pintalabios de color rosa pálido, casi nada de maquillaje y unos grandes pendientes de aro. Los diseñadores mostraron una amplia gama de prendas: pantalones cortos y saltos de cama, vestidos de baile, vestidos de punto de algodón, etc. Los vestidos sexys plateados y con brillantes bordados realizados con cristales, tampoco faltaron.

Al final el espectáculo, los diseñadores recibieron un aluvión de aplausos. Los asistentes concluyeron que los mitos sicilianos de la sensualidad, la religión, la familia y el pecado sugerente habían sido los protagonistas de un desfile verdaderamente especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *