Están de moda: los vestidos plisados


La primavera y el verano traerán de vuelta los tejidos plisados. Esta característica forma de coser la tela está de moda y lo hemos podido comprobar tanto en las alfombras rojas de alrededor del mundo como en los escaparates de las tiendas que ya lucen esta tendencias.

Los plisados son fáciles de llevar (otra cosa es mantenerlos impecables…), quedan bien a todas las mujeres y aportan un toque muy especial a vestidos y faldas. Se trata de una manera rápida de estructurar un vestido. Así que, si estás pensando en renovar tu armario de cara al próximo verano y quieres sumarte a las tendencias de este año, no olvides comparte un vestido plisado.

Al diseñador español Mario Fortuny le debemos este caracterísitico tejido que él patentó en 1909, con su mítico vestido Delhpos. Para crear el vestido con el que consiguió hacerse famoso en el mundo entero se inspiró en la indumentaria que los habitantes de la antigua Grecia utilizaban, con largas túnicas formando dobleces.

Como ejemplo del nuevo plisado, os traemos unos vestidos de la firma de moda Massimo Dutti. Son unas prendas estupendas para este verano que, según los complementos que le acompañen, pueden ofrecer un look muy formal o dar un vuelco hacia un outfit mucho más fresco. Todo depende de cómo quieras llevarlos tú.

Lo bueno que tienen los vestidos plisados es que son realmente polivalentes. Este clase de tejido sólo queda bien sobre telas lisas, sin estampados, por lo que son muy fáciles de llevar y de accesorizar: un bolso de grandes dimensiones para ir a la oficina, junto con unas cómodas bailarinas, o bien un cluntch con un toque rock&roll y un maxi colar para una cita al caer la noche. Y, por supuesto, unas sandalias con taconazo, que siempre están de moda y siempre favorecen mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *