Lanvin en la Semana de la Moda de París 2010-2011


Continúa la Semana de la Moda de París con sus propuestas de prêt à porter para la próxima temporada de otoño e invierno. La colección de la casa Lanvin ha conseguido algo muy difícil en la capital francesa: que su desfile fuera ovacionado.

Alber Elbaz, el diseñador de origen israelí de la firma Lanvin, ha mostrado una colección variada, llena de vestidos de patronaje muy complejo, con drapeados, plisados y cortes asimétricos.

Para el día Lanvin presenta prendas casi minimalistas, donde el negro es el color principal, con trajes de chaqueta con volumen en los hombros y monos que se adaptan al cuerpo sin llegar a ceñirlo.

Destacan los abrigos cortos hasta la rodilla, con plumas en blanco, negro, rojo o verde. De hombreras redondeadas y con cinturón para marcar la cintura, los abrigos de Lanvin llenan de sofisticación el invierno.

Las plumas son unos de los elementos estrella de la colección. Presentes tanto en los abrigos como en algunos vestidos de noche decorados en el cuello con plumas de marabú. Y es que las propuestas para la noche son barrocas y llamativas, con materiales como el lamé dorado y patronajes muy complejos llenos de frunces y pliegues.

En cuanto a los complementos, el calzado elegido son sandalias o botines altos y cerrados, que ocultan los tobillos, además de botas de piel, negras y altas.

Las joyas llamaron la atención, con piezas como rubíes rojos en forma de corazón o collares formados por piedras semipreciosas como el ámbar esculpido en forma rectangular.

El estilismo de las modelos, todas ellas con melena morena y lisa, se completaba con guantes largos de piel. Una colección, en definitiva, variada, barroca y compleja para la noche y más ponible para el día, pero siempre con unas líneas y un diseño muy elaborado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *