El trench, la prenda perfecta para el entretiempo


En esta época del año, donde un día hace sol, otro llueve, y otro hace viento, una prenda que abrigue, sin ser demasiado pesada y además nos proteja de la lluvia, es una necesidad. Y si, además, combina con todo, ya es perfecta. Igual pensáis que no es posible, pero sí lo es: el trench.

Diseñado por Burberry para los soldados de la Primera Guerra Mundial, lo que en principio fue un abrigo contra la lluvia, masculino y de aspecto rudo, fue elaborándose con el tiempo, consiguiendo una tela agradable al tacto e igualmente resistente a la lluvia.

El trench estilo gabardina, es decir, de color beige o kakhi y largura tres cuartos, con solapas grandes, se hizo muy popular gracias al cine. Todos recordamos a Hymphrey Bogart en “Casablanca”. Pronto llegó la versión femenina del trench, más ajustado, como el que lucía Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”.

El trench siempre ha sido la seña de identidad de la casa Burberry, que ha ido cambiando el diseño para modernizarlo.

Hoy puedes encontrar trenchs clásicos como los que lucen Hayden Panettiere y Meryl Streep, o de colores vivos, como el amarillo de Mandy Moore. Aunque el blanco, el negro y el camel son los colores más habituales en los trench.

Los puedes combinar con unos vaqueros, un jersey y unas botas para un día lluvioso. Con un traje de chaqueta clásico y unos zapatos de tacón medio para ir a la oficina. Con un vestido de cóctel y zapato de tacón para salir por la noche.

Hasta el patronaje del trench ha ido evolucionando. Los hay más juveniles y atrevidos, como el blanco y muy corto que lleva Rihanna o el largo y con vuelo que luce Katie Holmes. ¿Tú cuál prefieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *