Escoger el cancán perfecto para el vestido de novia


Durante estos días no hemos parado de hablar sobre bodas (vestidos de fiesta, madrina y dama de honor de Pronovias, vestidos de novia de J. Crew y de Manuel Mota, trucos para saber cómo ir vestida a una boda…) y todo porque ya hemos comenzado la temporada de las BBC. ¿Sabes a qué nos referimos? ¡Efectivamente! A la época de bodas, bautizos y comuniones.

Si para la invitada a uno de estos eventos no es sencillo escoger el vestido y los complementos, ¡imagínate lo que debe ser para una novia! Y es que no solo trata de escoger el vestido que más te guste. ¡Hay mucho más! Entre otras cosas, es importante escoger correctamente el cancán, que es la pieza que hace que el vestido luzca en todo su esplendor en todo momento. Así que, ¿quieres que te demos unos cuantos consejos para no fallar en la elección?

Pide que lo modifiquen

Además de hacer que tu vestido luzca precioso, el cancán permitirá que camines con total comodidad a pesar del volumen de la falda, evitando que la tela se pegue a tus piernas. Lo mejor es comprar el cancán en el mismo lugar que el vestido, aunque si no te convencen demasiado, es importante que pidas que te lo modifiquen.

Aspectos a tener en cuenta

Si prefieres comprar el cancán en otra parte, debes tener en cuenta el largo del vestido, ya que esta pieza no debe verse por debajo; lo ancho que sea, para que el cancán no se arrugue y te moleste; y que sea cómodo. Además, el volumen debe coincidir con la parte del vestido que deba llevar volumen. Eso sí, si tu vestido a penas tiene volumen, el cancán será más liso y solo igualará la superficie del traje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *